Como llegar desde Bona Teca al Teatre de La Passió:

Más de 300 figurantes llevan a cabo una magna escenificación en catalán de la Pasión en el Teatro de la Pasión de Cervera. En el año 1969 estas representaciones fueron declaradas de interés turístico nacional.
El inicio histórico de estas representaciones se remonta al siglo XV, siendo las que ostentan la mayor antigüedad de Europa según los estudios realizados por la Universidad de la Sorbona de París. A finales de ese siglo era costumbre representar en la iglesia de Santa Maria de Cervera, de manera popular, Un Misterio de la Pasión.
En una anotación en el Libro del Llavero del Consejo Municipal del año 1481, el cual se conserva en el Archivo Comarcal, se describen los sueldos pagados para construir el tablado para representar el Misterio de la Pasión. En el texto conservado en el Archivo Comarcal, con fecha de 1534, con correcciones marginales hechas durante los ensayos, se describe el nombre de los actores, casi todos sacerdotes, que interpretaban incluso los personajes femeninos. Entre los actores figuran los autores de la Pasión, los sacerdotes cerverinos Baltasar Sança y Pere Ponç, que interpretaban los personajes principales. El Concilio de Trento (1545-1563) prohibió todo acto no litúrgico en el interior de los templos.
Al hacerse efectiva esta disposición conciliar, las representaciones siguen realizándose en el exterior de la iglesia, concretamente en la plaza de la Sebolleria, junto al templo de Santa Maria. Los intérpretes ya no son los sacerdotes sino la gente del pueblo.En el siglo XIX se representó la "Santa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo", según el texto de Fray Anton de Sant Jeroni, monje de Montserrat, el cual había sido impreso en Lleida. Posteriormente las funciones pasaron al interior de los teatros. Las últimas escenificaciones fueron "Jesús de Nazaret", de Àngel Guimerà, en 1935, y "Estampas de la Pasión", de Rossend Perelló, en la Cuaresma de 1936.La Guerra Civil puso un paréntesis obligado a la escenificación de estas tradicionales manifestaciones religioso-populares. Terminada la Guerra Civil, Cervera se propuso nuevamente recuperar sus tradiciones más entrañables y sus costumbres, entre las cuales destaca la de representar Un Misterio de la Pasión. Durante la Cuaresma de 1940 se estrenó con un éxito extraordinario "Cristo, Misterio de Pasión", actualización de las escenificaciones medievales de Un Misterio de la Pasión.
Varios historiadores importantes, junto con los estudios realizados por la Universidad de la Sorbona de París, han reconocido las escenificaciones de la Pasión de Cervera como las más antiguas de toda Europa, demostrando una vez más el punto de partida de este espectáculo ahora ya mediático.

Información facilitada por la Pasión de Cervera